Las distorsiones del gobierno y el periodismo uribista. (02-09-2008)

Dice el columnista de El Tiempo Saúl Hernández “En los actos del gobierno puede haber errores, pero no inmoralidad. Ha dado en el punto el historiador Darío Acevedo Carmona al opinar que hay un gran interés de ciertos sectores por hundir al presidente Uribe, sectores que actúan de mala fe y de cuyo parámetro ético debe dudarse siendo quienes “consideran que el Gobierno no debió bombardear el campamento de ‘Reyes’ ni engañar a la guerrilla para rescatar a los secuestrados”.

http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/salhernndez/el-complot-es-contra-uribe_4495266-1

El columnista no sabe ni qué es moralidad ni cuál es la ley. Y cualquier lector tiene derecho a dudar de él, ya que acomoda la moral a su arbitrio. Confunde conductas erróneas con inmoralidad, muy grave si esta confusión la tiene un periodista y la trasmite a sus lectores. El periodista debe partir de una claridad conceptual que le haga posible trasmitir la verdad a sus lector es tanto en notas informativas como en las bases que sustentan sus columnas de opinión.

Según la ley colombiana y las leyes internacionales el bombardeo fue una masacre, es decir un asesinato. Otra cosa sería si la muerte de los guerrilleros y no guerrilleros que habitaban el campamento hubiera sido una muerte en combate. Las modalidades de ataque de las Farc no justifican las acciones ilegales de ningún gobierno. Está además el hecho de por sí grave de atacar en territorio ecuatoriano sin previa autorización del gobierno del país vecino y que fue inmediatamente condenado por la comunidad latinoamericana en la cumbre de Río.

No es con actos delincuenciales que se resolverá la violencia en Colombia. Es responsabilidad del gobierno atenerse a las leyes colombianas e internacionales. No se puede usar el asesinato como método para terminar con el problema de la guerrilla, ni se puede pagar recompensas para que otros lo hagan ya que esto es una forma encubierta de sicariato promovida desde el estado.

“El país cierra filas en torno a su líder”- dice el uribista.

Digo yo, cierra filas en torno a su líder carismático* participando de un delirio colectivo producto del engaño desde el gobierno y de la pasividad y el escaso deseo de cambio de la mayoría de los colombianos sumado a la ignorancia política. Ignorancia política que se fomenta desde el poder con el fin de manipular a sus ciudadanos que no conocen cuál es su papel en esto de elegir a sus autoridades. Olvidan que los ciudadanos eligen a la autoridad para que los represente y satisfaga su necesidades y no para que haga su voluntad y mucho menos para que enfrente a unos contra otros.

El gobierno hace uso de buena parte de los medios periodísticos para mantener ese estado de cosas donde el endiosamiento, propio de las sociedades primitivas, se fomenta en lugar de promover formas más avanzadas de participación ciudadana que incluyan el control político y las propuestas de interés general para enfrentar los problemas más urgentes de su comunidad.

Se trata, peligrosamente de quitar importancia a los principios democráticos restando valor a la actuación de la Corte Suprema, tratando de romper el equilibrio de los tres poderes, atacando a los partidos de oposición, a los movimientos sindicales y sociales, cuya principal función es el control político, la preservación de las instituciones democráticas, los derechos de las personas y el estado de derecho.

Un ejemplo doloroso y lamentable es el maltrato a la senadora Piedad Córdoba que hizo posible la liberación de los primeros secuestrados llamados “canjeables” por su importancia política, desprestigio que utilizó el gobierno para evitar el acuerdo humanitario y proseguir con la guerra. La guerra para “acabar con las FAR” que llena los bolsillos de unos pocos colombianos inescrupulosos y al mismo tiempo satisface los intereses hegemónicos de Estados Unidos.

Pero mucho más lamentable es que la ciudadanía uribista se adhirió en este maltrato a su “líder carismático”* mostrando su machismo y su racismo de la manera más abyecta. Uno se pregunta cómo es posible semejante maltrato de parte de sus compatriotas, hacia una persona valiente y honesta como pocas. Pienso que es la contraparte del endiosamiento de un individuo que siempre necesita un demonio a quien atribuir todos los males y mantener al dios en un altar de supuesta perfección, construido y usufructuado, en este caso, desde el gobierno. Por eso siempre digo que sus seguidores no se adhieren al uribismo sino que lo profesan como si fuera una religión.

También es posible pensar que es mentira que los colombianos se preocupan por sus compatriotas secuestrados. Que el mal uso y abuso de la palabra patria de parte del gobierno ha ayudado a que los ciudadanos puedan distorsionar de manera tan evidente las nociones de patria, democracia, ciudadanía, derechos fundamentales que amparan a todos los colombianos incluidos los delincuentes políticos y comunes.

Una confusión que se ha inducido desde el gobierno es la que utilizan para hundir a Piedad Córdoba y a otros miembros de la oposición. Se estimula la confusión entre dos ideas: hablar mal de Uribe equivale, según esta distorsión, a hablar mal de Colombia. Lo que sigue a esto es que cualquier opositor al gobierno que le haga una crítica fuera del país en uso de sus atribuciones como miembro del congreso o de sus derechos como ciudadano, es un traidor a la patria. Y el gobierno vuelve y aprovecha de esa confusión para enlodar la honra de los ciudadanos de la oposición que por apego a la constitución debería respetar y cuidar.

Los que así actúan frente a la sociedad, suelen personificar a las instituciones para atribuirles prepotencias, traiciones y desprestigios como si se tratara de una sola persona que odia y castiga, y no de un institución de control o de justicia que es un cuerpo colegiado que actúa de acuerdo a normas específicas dictadas por la constitución nacional o las leyes internacionales. Es lo que hacen con la Suprema Corte de Justicia en el ámbito nacional, o con la Corte Penal Internacional, la Human Rights Watch, o cualquier institución que pueda juzgar de palabra o de hecho su dudosa manera de hacer política, buscando restarle jerarquía y en consecuencia, invalidar sus pronunciamientos.

Siguen enarbolando como triunfo de la seguridad democrática, la desmovilización paramilitar, la guerrilla “arrinconada”, la delación, el sicariato legalizado por recompensas. Y la mayor mentira de todas, el cuento chino por excelencia, “el cada vez mayor reconocimiento internacional” de Uribe que no es más que una muestra de buena educación de la diplomacia de los países del mundo de la que Chávez es la impertinente excepción.

*Para ejercer la presidencia de un país no es necesariamente una virtud ser un líder del tipo llamado carismático.

Emma Flood

(La autora no se hace responsable por los comentarios a este artículo que no sean de su propia autoría.)

Este artículo está publicado en

http://lasociedaddelaopinion.org/

~ por emma flood en septiembre 2, 2008.

10 comentarios to “Las distorsiones del gobierno y el periodismo uribista. (02-09-2008)”

  1. Y en donde están sus criticas a los años de terrorismo y asesinato de inocentes ?? También vende camisetas para apoyar a estos narcos con fusil ??

  2. Señor “Yo si soy colombiano”, no se pueden abarcar todos los temas al mismo tiempo,tampoco estoy obligada a hacerlo. Lo haré cuando lo considere oportuno y de la manera que me parezca mejor. Eso no quiere decir que justifique la violencia. En este momento me interesa mostrar las inconsistencias de algunos periodistas que creen que la moralidad es algo que se usa “a piacere”.
    Emma Flood

  3. “Narcos con fusil”…seguramente le pareceran más aceptables los narcos de cuello blanco de la Casa de Nariño.

  4. Ahh y felicitaciones por el blog. Siempre ayuda mucho encontrar personas razonables en este país.

  5. Aun no logro entender porque algunos Colombianos se molestan cuando otros quieren mostrarnos que estamos mal, en Colombia no sabemos que es moral, ni que es ética y muchos menos sabemos que el estado debe preservar las instituciones y la constitución, señor Yo si soy Colombiano, medite y piense realmente en no serlo a ver si aprende alguito de valores, nosotros los Colombianos somos los mas responsables de que la situación del país este llegando al limite de donde estamos, corrupción, mentiras, manipulaciones, componendas entre bandidos de cuello blanco y al margen de la ley. DESPERTEMOS!

  6. Actualmente me encuentro radicado en España, y con gran preocupación leo y escucho noticas de Colombia, de los periódicos y las emisoras radiales y cada vez da mas temor regresar al país. Los extremos, la radicalización que provocan las acciones y las palabras de gobernantes y periodistas generan el clima rancio y asesino que se huele desde aquí. Es muy reconfortante escuchar voces pausadas y reflexivas. Gracias.
    Nota: Los colombianos aquí son igual de fanáticos pero los medios miran con gran desconfianza la situación colombiana.

  7. Mil gracias Emma, siga escribiendo asi! es maravilloso leer saber que todavia hay personas que analizan y plasman sus ideas de una manera tan elegante, que enriquece el espiritu de colombianos que creemos en soluciones diferentes, y que añoramos cultura en los ciudadanos.

  8. Respira doña Emma y le sale azufre anti-uribista de los pulmones. Es que no saben que corrupción hay en todas partes???Me pregunto porque ignoran a propósito que Colombia está hoy en día mejor situado que Venezuela y Argentina, incluso que hasta Brasil, en el ranking de paises coruptos de la ONG Transparecia Internacional. antes estabamos peor que ellos, y ahora con Uribe hemos mejorado…y para alejandro el de España…muevase mijo y vuelvase para Colombia que ya van a comenzar a matar “sudacas” por que España está en la olla y los “sudacas” van a ser la carne de cañón de ese inconformismo…apurese mijo y vengase pa’Colombia.

  9. Genial el comentario de Gonzalo. Como corrupción hay en todas partes, hay que tolerarla. Tenemos un ministro de hacienda cuestionado por paramilitarismo, un ministro del interior con un hermano preso por vínculos con el mayor mafioso de Colombia hoy, un exministro de gobierno sancionado por la procuraduría por las acciones de Invercolsa, otro con pliego de cargos por Cohecho en la reelección, él y el ministro de protección con procesos por cohecho, el director de Invías destituido pero ejerciendo, y una larga lista de etc., etc, etc, sobre casos de corrupción del gobierno que prometió acabar con ella y con la politiquería. Comentarios como el del señor Gonzalo demuestran la ignorancia política y el desconocimiento que existen sobre la realidad nacional. O demuestran, tal vez, el grado de aceptación que la sociedad colombiana ha adquirido sobre conductas claramente inmorales y delictuales. Hoy, para acabar con unos bandidos como los guerrilleros, personas como él aceptan que es válido violar la ley, menoscabar la constitución, acabar la institucionalidad, formar bandas de descuartizadores, premiar el asesinato y los “falsos positivos” y tratar a todo el que no esté de acuerdo con sus ideas como terrorista o guerrillero. Es decir, donde todo vale, la calumnia también vale.

  10. usted es una porqueria extrajera de mierda no hable mal de las mujeres cielo gonzalez villa merece respeto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: