“Sobre héroes y tumbas” – Colombia violenta – 06-04-2009

(“Sobre héroes y tumbas”, se llamó una de las novelas más leídas de Ernesto Sábato. El título del artículo lleva su nombre en honor de quien asumió la investigación de los crimenes de Estado que ocurrieron durante la última dictadura militar argentina,cuyo documento final se llamó “Nunca más”)

La historia violenta de Colombia es la historia interminable y sin freno de la venganza que se prolonga en el tiempo de la mano de la impunidad. Sin el límite que impone la justicia, la víctima, sola con su duelo imposible y sin la protección del estado, fácilmente se transforma en victimaria.

Sin embargo en la medida en que han aparecido los tan vilipendiados como necesarios defensores de los derechos humanos y con la ayuda de muchos colombianos valientes, las víctimas optan cada vez más por una lucha con las armas de la verdad y de la justicia superando el fatalismo histórico de esa pareja siniestra que forman, víctima y victimario. Las víctimas se convierten en luchadoras por sus propios derechos y sin saberlo en gestoras del cambio de una sociedad violenta por una sociedad donde las palabras sustituyen a las armas. Junto a ellas han surgido líderes que entregan su vida a esa causa.

Mi interés por conocer esta transformación del dolor en una fuerza para el cambio en Colombia fue lo que me impulsó a pedir la entrevista a Iván Cepeda Castro, líder del Movimiento de Víctimas de Crímenes de estado (MOVICE), ya publicada en este blog.

Reflexión

¿Cómo puede ser que las mismas personas que en su casa regañan a sus hijos por no reconocer la verdad, por no hacerse responsables de haber roto un florero en la casa o rayado el ascensor y que no aceptan que el niño no sea capaz de pedir perdón, ni hacer nada por arreglarlo porque “él no lo hizo”…no entiendan la importancia que tiene el esclarecimiento de la verdad para los familiares de las víctimas?

¿Cómo puede ser que un gobierno no entienda ni acepte algo tan elemental como es que si alguien hace un daño debe reconocer que lo hizo para poder arreglarlo? ¿Y que el gobierno es el responsable de hacer que eso suceda?

Porque de eso se trata: Reconocer el daño -en este caso el crimen-es aceptar la verdad. Sólo entonces se puede hacer justicia. Sin verdad y ni justicia no hay reparación posible.

Si no hay verdad se niega la misma existencia del hecho, como si la desaparición y el asesinato no fueran más que el delirio de unas personas que quieren perjudicar al gobierno de turno.

La reparación que ofrece el gobierno se convierte en una limosna.

Emma Flood

(La autora no se hace responsable de los comentarios a este artículo)

About these ads

~ por emma flood en mayo 7, 2009.

6 comentarios to ““Sobre héroes y tumbas” – Colombia violenta – 06-04-2009”

  1. Los izquierdistas “mamertos” no hacen más que referirse a los “crímenes de estado” cuando un gobierno que recuperó la autoridad combate a los verdaderos criminales, a los narcoterroristas, a los “compañeros” de las farc. ¿Cuándo será que estos “defensores” de los derechos humanos condenan aunque sea uno solo de los crímenes cometidos por estos “robinhoodes” contra la población civil? Pero no, las minas antipersonas, el reclutamiento de menores para utilizarlos como carne de cañón, los secuestros de miles de civiles para recluírlos en campos de concentración que les quedaron en pañales a los de Hitler, los carros bombas, las miles de hectáreas de tierra arrebatadas a campesinos humildes para convertirlas en cultivos de coca, de heroína y cuanta sustancia que atente contra la salud de los habitantes de este planeta, la utilización como mercancía de los cadáveres de secuestrados asesinados por estos criminales, la extorsión, las masacres, como la de los diputados de El Valle; nada de esto es condenable para los opositores de un gobierno que recuperó la autoridad del estado y que tiene arrinconados a unos narcoterroristas cuya valentía se reduce a esconderse en los pantalones de unos vecinos alcahuetas y benefactores de la peor lacra que ha tenido que padecer Colombia. ¿Será que esos criminales reconocerán algún día el inmenso daño que por tanto tiempo le han causado a Colombia y a los colombianos? seguramente que no lo harán ni siquiera cuando se encuentren en los profundos infiernos haciéndole compañía a los “héroes” de los “mamertos”, recientemente abatidos: Tirofijo y Raúl Reyes. ¿Quién habla de los familiares de las víctimas de las Farc? ¿Algún mamerto se acuerda de las víctimas de El Nogal? de los ataques cobardes a pueblos indefensos?…

  2. Castorlux-“Los izquierdistas “mamertos” no hacen más que referirse a los “crímenes de estado” cuando un gobierno que recuperó la autoridad combate a los verdaderos criminales, a los narcoterroristas, a los “compañeros” de las farc”

    Renata- El Vaticano es la izquierda mamerta? El Washington Post es también la izquierda mamerta? The Economist es otro ejemplo de izquierda mamerta? Alguien en quien la confianza internacional y nacional se desmorona es un ejemplo de pérdida de autoridad. Que ya ni los Estados Unidos le crean a Uribe es demasiada vergüenza para Colombia. Hay muchos criminales verdaderos en Colombia: miembros del gobierno y del Congreso, miembros del servicio de inteligencia del presidente, el DAS, y las Fuerzas Armadas, en el narcotráfico que no ha disminuído su producción y mucho menos su distribución. El narcotráfico se pasea tranquilamente ante las narices del gobierno, porque no tiene autoridad contra el crimen ni ha hecho mella en el crimen en Colombia. Por el contrario se ha profundizado la corrupción parapolítica, y con administradores investigados por delinquir contra los colombianos.


    Castorlux-”¿Cuándo será que estos “defensores” de los derechos humanos condenan aunque sea uno solo de los crímenes cometidos por estos “robinhoodes” contra la población civil?”

    Renata-Es aconsejable informarse mejor antes de aventurarse a decir algo en público que lo pueda hacer quedar como el bobo de su pueblo.  Los defensores de los Derechos Humanos se concentran en las actividades de los gobiernos, porque ellas marcan la pauta de la sociedad. Lo más importante es evitar que haya  gobiernos criminales y violadores de los derechos humanos, porque serían el más grande peligro para toda una nación. Si usted quiere que los defensores de los Derechos Humanos se ocupen de las FARC, entonces tiene que hacer algo para que las FARC se conviertan en el gobierno de Colombia y de esa manera sean la autoridad responsable de dar el ejemplo de respeto a los derechos humanos. Mientras las FARC sean criminales y no tengan ningún poder gubernamental en Colombia, su violación de los derechos humanos no debe sorprender a nadie.  Usted debe saber que las FARC no gobiernan a Colombia y que nadie espera que no viole los derechos humanos antes de escribir un comentario que ignora la función de controles y balances internacionales de los gobiernos.

    Castorlux-”Pero no, las minas antipersonas, el reclutamiento de menores para utilizarlos como carne de cañón, los secuestros de miles de civiles para recluírlos en campos de concentración que les quedaron en pañales a los de Hitler, los carros bombas, las miles de hectáreas de tierra arrebatadas a campesinos humildes para convertirlas en cultivos de coca, de heroína y cuanta sustancia que atente contra la salud de los habitantes de este planeta, la utilización como mercancía de los cadáveres de secuestrados asesinados por estos criminales, la extorsión, las masacres, como la de los diputados de El Valle; nada de esto es condenable para los opositores de un gobierno que recuperó la autoridad del estado y que tiene arrinconados a unos narcoterroristas cuya valentía se reduce a esconderse en los pantalones de unos vecinos alcahuetas y benefactores de la peor lacra que ha tenido que padecer Colombia”.

    Renata-Es vengonzoso que tenga que llenar sus vacíos de información. Las minas antipersonas son usadas ilegalmente por los terroristas narco-paramilitares, por el gobierno colombiano cerca a sus bases militares en el campo y por el gobierno israelí en su frontera con el Líbano. A propósito, las minas antipersonas usadas por Israel son las más sofisticadas, porque se distribuyen a sí mismas en grandes extensiones de terreno, son del mismo tipo de las que usan los Estados Unidos. Fuera de estos gobiernos, los terroristas narco-paramilitares y las FARC, el resto del mundo está contra el uso de minas anti-personales.  El reclutamiento de niños es otra actividad muy común entre los terroristas narco-paramilitares colombianos, al igual que las FARC, y el gobierno a sabiendas que las FARC usan niños en sus combates, ha asesinado inclementemente cientos de niños simplemente porque usan el uniforme de las FARC, en lugar de proteger la vida de esos niños y rescatarlos de las garras de las FARC. No debería usar ejemplos de hechos que no sabe. Los campos de concentración nazi eran para asesinar  y sacar sub-productos de sus prisioneros, como hacer peinillas o experimentos químicos. Las FARC, por el contrario, se esfuerzan por mantener vivos a la mayoría de sus secuestrados por años y fuera de muertes naturales, accidentales y forzadas, sus secuestrados, aunque no viven bien, sobreviven. Los liberados por la operación Jaque mostraron fortaleza física y claridad mental, algo inconcebible en cualquier campo de concentración. Los carros bombas son de uso frecuente en este tipo de conflictos armados, pero el uso que las FARC hace ellos es mínimo en comparación con el uso de estas armas en Irak y Afganistán, que dejan decenas de muertos diarios.

    El robo de las mejores tierras, más grave y grande que haya tenido Colombia está en manos de los terroristas narco-paramilitares, quienes aún en la cárcel o extraditados gozan de esos bienes. Los campesinos usan a las FARC para la protección de sus cultivos de coca, porque esos cultivos les son más rentables que cualquier otro; sin embargo las deshabitadas selvas son las que hoy albergan mayores cultivos de coca que antes.  Vivos o muertos los secuestrados son mercancía extorsiva para cualquier grupo que secuestre. De no ser así no sería un delito ni tampoco se les podría llamar llamar a las FARC secuestradores. No hay que asombrarse de que los ladrones roben, lo que sería increíble sería que los honrados robaran.

    Lo que ocurrió con los diputados del Valle fue claramente un error de las FARC, al creer que estaban siendo acorraladas por el Ejército. En otras palabras, el ejército no debería ser un peligro para las víctimas secuestradas  y dejar el macabro mensaje de que las prefiere muertas antes que liberarlas. 

    En nada igualan o exceden a los 20 mil descuartizados, incinerados, tirados a las fieras y los ríos, y desaparecidos, a las masacres que cometieron los terroristas narco-paramilitares o los cientos de jóvenes asesinados por el ejército como falsos positivos. En masacres ningún grupo puede tirar la primera piedra. 

    Toda la gente decente que lucha por la paz censura todos estos actos de violencia fratricida entre los mismos colombianos. Con un gobierno de escándalo en escándalo, con un ejecutivo sospechoso nacional e internacionalmente de ser tolerante con el descuartizamiento y desaparición de millares de colombianos, con una oficina de inteligencia dedicada a chuzar la prensa libre, a la oposición y la rama judicial, con asesinos de jóvenes dentro del Ejército, con parapolítica, yidispolítica, etc., el presidente Uribe ha consentido el hundimiento del estado colombiano en la peor corrupción y violaciones de derechos humanos que se hayan visto hasta ahora en la historia colombiana.

    Eso de que tiene acorraladas a las FARC es puro cuento, basta ver que el mismo Uribe reconoce que no están acorraladas y que andan de fiestas por varios países, sobre todo vecinos. El mismo presidente dice que el ejército está combatiendo a las FARC en el Chocó, el Tolima, los Santanderes, el Guaviare, el Valle, Antioquia, Huila, el Meta, la Costa, etc, lo que equivale a reconocer que las FARC se hallan regadas por toda Colombia. ¿Cómo el Ejército va a estar combatiendo a las FARC  en departamentos y regiones donde no existen? ¿Cómo puede el presidente Uribe mentirnos de que esas batallas existen por toda Colombia, si lo que queda de las FARC está oculta en un rinconcito de la selva? Lo que los colombianos y la comunidad internacional ven es que las FARC están en toda Colombia y combatiendo donde se encuentren. Lo que tiene brava a la gente es que Uribe después de casi ocho años no las haya podido siquiera arrinconar en ningún lado. Lo que estamos viendo es un Uribe burlado y derrotado al que el Papa y el gobierno de Estados Unidos le piden que no la embarre más, que se vaya a descansar, que hizo más bulla que nadie y tampoco logró nada. Si fuera cierto que hay gente que apoya a las FARC, entonces las FARC tampoco hubieran perdido nada políticamente.

    Castorlux- “¿Será que esos criminales reconocerán algún día el inmenso daño que por tanto tiempo le han causado a Colombia y a los colombianos? seguramente que no lo harán ni siquiera cuando se encuentren en los profundos infiernos haciéndole compañía a los “héroes” de los “mamertos”, recientemente abatidos: Tirofijo y Raúl Reyes. ¿Quién habla de los familiares de las víctimas de las Farc? ¿Algún mamerto se acuerda de las víctimas de El Nogal? de los ataques cobardes a pueblos indefensos?…”

    Renata- Es bueno conocer la historia de Colombia y saber que la confesión hay que pedírsela a quienes hayan asesinado colombianos y eso también incluye al gobierno, el ejército, los terroristas narco-paramilitares además de las FARC.  No se pueden escoger criminales, hay que lograr la confesión de todos los criminales. Sean quienes sean.
    Todos los días la prensa y el presidente no hacen sino hablar de las víctimas de las FARC. Hasta acaba de haber un congreso, el quinto, en Medellín donde asistieron los principes de Asturias, donde precisamente estaban las
    víctimas de las FARC. Y lo que ellos pedían era perdón, reconciliación y paz.

    El ataque al Nogal  incluye elementos del mismo ejército y sus orígenes todavía son oscuros, pero esos atentados son comunes por grupos insurgentes como es común su ataque a poblaciones, de no hacerlo no podrían demostrar que le disputan al Estado su capacidad de proteger a la gente. Si un pueblo es atacado es una derrota del estado, porque significa que no había protección militar y quizá ni siquiera policial, y que si la había no estaban en condiciones de ofrecer la seguridad a ese pueblo; de lo contario los guerrilleros no hubieran podido travesar esa barrera de seguridad.
    Por favor , piense.

  3. ¡Qué bien! Los crímenes que cometen los narcoterrorisstas de las Farc son comunes y corrientes…¡Qué bien! ¿En la masacre de los diputados del Valle también hay elementos del ejército? Lo dicho, los mamertos justificando a sus “compañeros” de las Farc, cuya “valentía” se reduce a atacar a civiles humildes y a huír cobardemente ante la presencia de la fuerza pública. No hay que pensar mucho para percatarse de que las Farc no son una guerrilla, sino un grupo de criminales narcoterroristas. ¡Será que la producción y distribución de cocaína, heroína, marihuana, etc, también es común y corriente? A usted no hay que pedirle que piense, ya sabemos cuáles son sus pensamientos.

  4. Señor Castorlux: En la entrevista que hice se habla de crímenes de estado porque Iván Cepeda es una de las personas que representa a ese sector de víctimas. Este hecho para nada quiere ignorar a las víctimas de las FARC o de los paramilitares. En esta nota “Sobre héroes y tumbas- Colombia violenta” me refiero a las víctimas del estado porque está relacionada con la entrevista a Iván Cepeda. En todo el blog usted nunca encontrará una justificación a los crímenes de las FARC ni de los paramilitares, pero tampoco a los crímenes de estado en los que se incluye a los llamados falsos positivos.
    En todos los casos es necesario el esclarecimiento de la verdad y si no es así no hay justicia posible. Hay muchas entidades que respaldan a las víctimas de la guerrilla, a los policías y soldados muertos por la guerrilla y también a las víctimas de los paramilitares. Muy feliz estaría yo de poder entrevistar a todos ellos, pero eso no es fácil ya que todas estas personas tienen problemas de seguridad y por otra parte yo no pertenezco a la prensa formal.
    En cuanto al comentario de Renata Mastroianni, no he visto que justifique ni esté de acuerdo con las FARC en ningún sentido. Lo que sí veo, es que no está de acuerdo con el manejo del tema de parte del gobierno. Yo tampoco lo estoy porque también pienso que además del sufrimiento que padecen los secuestrados, que es una razón más que suficiente para buscar su pronta liberación de la manera menos riesgosa, el gobierno debe hacerse cargo y hacer efectiva esa liberación y dejar de poner obstáculos a quienes han demostrado capacidad de negociar con las FARC ya que él mismo no lo ha sabido hacer.
    También estoy de acuerdo con Renata Mastroianni en su apreciación sobre el mal manejo del tema de parte del gobierno. Porque es verdad que cada día que un colombiano pasa en manos de sus secuestradores es una ganancia política para estos secuestradores que son las FARC. Y es por eso que Sarkozy no descansó hasta que Ingrid no fue liberada porque sabía que la responsabilidad por los ciudadanos es del presidente de la república en nombre de toda la nación. Y ningún gobernante puede permitirse el lujo de que sus gobernados le reclamen por no cumplir con su responsabilidad. En un país europeo eso tendría el costo de tener que abandonar su cargo.
    Me imagino que Renata Mastroianni le responderá a su comentario.

  5. Señora Emma: La liberación de los secuestrados corresponde a las Farc, organización criminal que los secuestró. El gobierno no pone obstáculos para su liberación, lo que pasa es que no permite el espectáculo mediático de las Farc ni el aprovechamiento de los políticos oportunistas, para convertir esas liberaciones en productoras de dividendos políticos, que es una manera perversa de jugar con el dolor de los secuestrados y de sus famiiares. Por qué cuando esos criminales secuestran no convocan a los medios para que el mundo se entere de cómo es que secuestran a civiles inermes, y por qué los políticos oportunistas no aparecen como testigos de tan abominable crimen. Para liberar a unos secuestrados lo que hay que hacer es eso: dejarlos libres, ahí están la Cruz Roja Internacional y la Iglesia Católica, como garantes ¿esos son los obstáculos que pone el gobierno? Es el colmo: los narcoterroristas secuestran y el culpable es el gobierno.
    Y con esto pongo fin a mis comentarios y a mis ingresos en este blog cuyo marcado sesgo en favor de los criminales de las Farc es francamente ofensivo para el pueblo colombiano.

  6. Castorlux: Es verdad que son las Farc los secuestradores, pero justamente porque lo son , no se puede esperar que los liberen, de la misma manera que usted no puede esperar que quien lo acaba de atracar llegue hasta su casa y le devuelva la plata. En el caso del atraco usted esperaría que la autoridad se ocupe porque es la responsable en primer lugar, de evitar que eso le suceda a usted y ante el hecho consumado tiene la obligación de ocuparse e incluso de recuperar el dinero que le robaron (cosa que no hacen). En el caso de los secuestros es lo mismo, con la diferencia que al que tienen que devolver es una persona y la autoridad es responsable de su vida aunque cualquier otro lo hubiera secuestrado. Las FARC son culpables de secuestro y el gobierno debe ocuparse de que estas personas sean liberadas lo más pronto posible. Si no lo hace por los secuestrados que lo haga por él mismo ya que está mostrando una gran debilidad y una falta de humanidad ante el mundo que no le conviene. Si con Piedad Córdoba es con casi la única persona que han liberado secuestrados, no tiene nada de malo que ella intervenga. Piedad Córdoba arriesga su vida y no le interesa la publicidad. A quienes interesa la publicidad es al gobierno. O si no mire la operación Jaque o en la última liberación que acompañó Piedad Córdoba quien ocupó pantalla fue Uribe, Freddy Padilla, Naranjo y Restrepo. Y aún en el caso de que los “Colombianos por la Paz ” fueran oportunistas (que no lo son) no sería un gran precio por la vida de una persona
    Y aún en el caso de que sean las Farc que se autopubliciten con estas liberaciones,que lo hacen, más importante que eso es la vida de los secuestrados. Uribe de todas maneras las publicita cada vez que habla de ellas en Colombia y en todas partes. Hace lo mismo que hizo Bush con Al-Qaeda. Antes nadie conocía a Al Qaeda, desde que Bush las nombraba todos los días se los conoce en todo el mundo.
    Las FARC no eran tan conocidas en el mundo hasta que llegó Uribe y empezó a hablar de ellas todos los días en todos los medios colombianos y extranjeros con lo cual les dio una importancia que no tenían.
    Además hay otra cosa. Todo gobierno tienen la obligación moral de usar instrumentos alternativos a la guerra, de manera de intentar siempre la negociación al tiempo que hace la guerra. La sola guerra no se hacía ni siquiera en la antigüedad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: